¿Cómo conseguir un asenso?

Asensos

Para cualquier persona es fácil hablar de las buenas cosas que hace o podría hacer en el trabajo pero realmente lo que es visible e importante para las empresas y tus superiores son los logros y objetivos que cumples en tu compañía. Pero solo eso no basta eso requiere

Hacer tu trabajo adecuadamente no es una razón suficiente en la mayoría de casos para que obtengas un asenso laboral ya que eso es lo que se espera de ti. Es por eso que te entregaremos algunos tips para hacer que un asenso sea una realidad:

1. Cumple con tus metas laborales y haz bien tu trabajo

Este es el paso más obvio pero uno de los más importantes para lograr tu camino hacia un asenso laboral. Para nadie es un secreto que si no eres capaz de cumplir adecuadamente tus labores en un puesto con menos responsabilidades difícilmente confiaran en ti para un puesto superior.

2. Conoce los requerimientos del puesto que quieres alcanzar

Averigua cuales son los requerimientos técnicos y conductuales de ese puesto que deseas y trabaja para obtenerlos. Este es uno de los puntos más importantes ya que más del 80% de las personas erran en no adquirir nuevas habilidades que son requisitos innegociables.

Si los requisitos de ese nuevo puesto son muy altos o te demoras un tiempo considerable para obtenerlos tienes que fijarte en un puesto que te permita ascender más rápido pero te mantenga en el camino hacia ese puesto que realmente deseas

3. Comunicación efectiva

De nada sirve hacer una serie de cambios positivos en pro de un asenso si no se lo comunicas a las personas que te podrían ayudar a ascender.  Es por eso que es importante que en el momento adecuado le comuniques a tus superiores cuales son tus expectativas laborales y como esperas que esos nuevos cambios que estas haciendo le aporten a la empresa.

Si los canales de comunicación están abiertos mantén informados a tus superiores sobre los cambios positivos y acciones concretas que haz logrado periodicamente

4. Ejecutar

Una cosa es saber dónde estás parado y qué deberías hacer, y otra cosa completamente distinta es hacerlo. Usa los pasos anteriores para crear un plan, uno que con suerte sea aprobado por tu jefe o tus jefes. Tras ello, será tu responsabilidad cumplir cada punto del plan y asegurarte de que cuando aparezca una opción, seas la persona elegida.

Sé paciente

A veces puedes estar listo para una promoción y simplemente no hay ninguna a la vista. En otros casos, puedes cumplir con todos los requisitos, pero tus jefes quieren a alguien con más tiempo de experiencia que tú. No seas pasivo, pero ten paciencia.